Make your own free website on Tripod.com

Espacios y Acciones

Espacios y acciones de formación

La formación de los agentes educativos del programa se construye a partir de dos tipos de situaciones de enseñanza-aprendizaje.

Los espacios de formación:

Son marcos específicos de producción de aprendizajes y competencias, susceptibles de ser transferidos a otros ámbitos diferentes a la situación original de formación. En los espacios de formación los agentes educativos del programa reconstruyen o representan su tarea educativa, analizan y ejercitan sus funciones y competencias, a fin de lograr un mayor dominio, en medio del trabajo colaborativo del grupo y la retroalimentación de los compañeros y el facilitador.

Las acciones de formación:

Son actividades que permiten consolidar el aprendizaje y el desarrollo de competencias en situaciones reales, naturales y significativas que permiten a los involucrados reflexionar sobre su práctica educativa, identificar y resolver problemas y construir aprendizajes significativos. Esto representa aprovechar actividades cotidianas (asesoría en campo, trabajo colegiado en zonas) como experiencias formativas a través de las cuales las personas aprenden a aprender y aprenden a enseñar.

Dentro de los espacios y las acciones de formación, los agentes educativos deberán considerar y poner en práctica los diferentes principios teórico-metodológicos que rigen a este Plan Formativo y asegurar que todas las situaciones de enseñanza-aprendizaje logren su objetivo. Básicamente se establecen cuatro espacios de formación, que se presentan a continuación:

• Eventos de formación: Son situaciones planificadas con una intención formadora, donde una o más figuras de apoyo y asesoría, median el aprendizaje de un grupo de participantes, en el marco de objetivos generales y específicos diseñados para el evento.

• Sesiones con familias: Es el espacio en el cual el promotor educativo se reúne con los padres, madres y personas que participan en el cuidado y crianza de los niños de cero a cuatro años para que desarrollen los conocimientos, habilidades y actitudes que les permitan reflexionar sobre sus prácticas de crianza y tomar decisiones que favorezcan el fortalecimiento y desarrollo de competencias en los niños.

• Página web: Es un foro virtual que permite dar a conocer información actualizada sobre las distintas actividades de formación que se llevan a cabo en el programa y fomentar el intercambio de experiencias y opiniones sobre cuestiones relacionadas con los procesos formativos. El Programa de Educación Inicial no Escolarizada ha creado una página web (www.eicapacitacion.org.mx), para fortalecer la labor de los formadores nacionales y regionales, quienes a través de una clave pueden acceder a la información. Sin embargo, conociendo los beneficios de este medio de comunicación, algunas unidades coordinadoras de Educación Inicial han construido sus propias páginas web, a las que puede acceder cualquier persona de la cadena operativa. La consulta electrónica es también un espacio representativo de la autoformación de las figuras operativas del programa, ya que implica que la persona se haga responsable de lo que quiere aprender, que muestre iniciativa, investigue, estudie, revise prácticas similares a las suyas y amplíe sus referentes en torno a su práctica.

• Reuniones de trabajo: Son espacios para el diálogo, construcción y retroalimentación que se realizan entre módulos, zonas, unidades coordinadoras de Educación Inicial y subdirecciones regionales de enlace para identificar aspectos que se requieren fortalecer dentro de las diferentes fases del programa, generar estrategias para solucionar problemas, identificar logros y dar apoyo sobre cuestiones teórico-prácticas que ayuden a las diferentes figuras a desarrollar su trabajo. El Programa de Educación Inicial no Escolarizada favorece que el personal de las unidades coordinadoras de Educación Inicial y las subdirecciones regionales de enlace enriquezcan su formación a través de reuniones estatales, regionales, multirregionales y nacionales, donde se analice la metodología del programa, se experimente el enfoque de competencias y se construyan herramientas personales para responder a los requerimientos de asesoría de las cadenas operativas.

En estos espacios de aprendizaje colectivo e individual se generan distintas acciones de formación que tienen como finalidad el fortalecimiento de competencias dentro del marco de su actividad cotidiana; la construcción de aprendizajes teórico-prácticos para que los participantes transformen esas vivencias cotidianas en experiencias significativas y útiles para el mejoramiento constante de su práctica al valerse del análisis, la reflexión y la construcción con otros.

Las acciones de formación tienen las siguientes características:

  • Integralidad de propósitos para favorecer aspectos personales, sociales y laborales.

  • Son permanentes, ya que se realizan continuamente durante el ejercicio de la práctica educativa.

  • Son graduales, debido a que los contenidos se van planteando paulatinamente y de acuerdo a las necesidades de los agentes educativos.

  • Se vinculan y enriquecen unas a otras en los diferentes espacios de formación del programa.

  • Permiten una intervención organizada y planificada de los agentes educativos, dando solución a problemáticas o competencias específicas a desarrollar.

  • Estimulan la autoformación a través de la reflexión sobre las propias acciones y permiten tomar decisiones para mejorar las prácticas.

  • Favorecen la construcción colectiva de aprendizajes y el aprendizaje mutuo, con base en las experiencias previas de los agentes educativos.

  • Proporcionan herramientas para la autoevaluación respecto a las competencias y aprendizajes adquiridos.

A continuación presentamos las tres acciones de formación más importantes del programa:

  • Redes de apoyo: Son mecanismos organizados para compartir de manera recíproca información y experiencias entre iguales, así como para apoyarse mutuamente en el desarrollo de competencias. Con las redes de apoyo se favorece la formación entre formadores en la práctica real; se promueve la autogestión de aprendizajes, así como la corresponsabilidad en los equipos de trabajo. Las redes de apoyo evolucionan de forma flexible y autónoma (no se les debe imponer un tiempo rígido para su conformación o su funcionamiento); crecen para incluir a más personas (según las necesidades del grupo) y, cuando cumplen su meta, desaparecen gradualmente; quizá sus miembros tengan las necesidades de crear una nueva red con distintas personas y metas distintas. Es muy importante que el personal de las subdirecciones regionales de enlace y de las unidades coordinadoras de Educación Inicial procuren experimentar directamente el trabajo en redes.

  • Asesoría y seguimiento: Son las acciones de apoyo que realiza un agente educativo cuando asiste a un evento de formación o sesión con padres, mismas que desarrolla, de forma sistemática y corresponsable, para favorecer la construcción de competencias tanto en él como en las personas asesoradas y retroalimentadas. La asesoría implica acompañamiento, apoyo en la planeación, modelamiento en la práctica, retroalimentación durante y al concluir la actividad; este tipo de acciones conforman lo que se ha llamado "tutoreo" o aprendizaje guiado por agentes educativos que cuentan con un desarrollo de competencia mayor (y no sólo por figuras operativas con una función superior). El asesor o tutor debe buscar responder a las necesidades particulares de los agentes educativos que apoya, para lo cual es fundamental que establezca un ambiente de confianza y comunicación entre ellos, que sugiera opciones para resolver los problemas, pero sobre todo que busque que la persona genere sus propias respuestas o soluciones.

  • Evaluación: Es el análisis y sistematización permanente de la práctica para detectar aciertos y debilidades, así como la retroalimentación y la planeación de mejoras en lo individual y grupal. La evaluación es formadora en tanto contribuye a la autogestión de la persona sobre su aprendizaje, a la autorregulación de los medios para mejorarlo y le ayuda a darse cuenta de su avance o desarrollo de competencias. Estas son las principales acciones de formación pero no las únicas, ya que de manera informal y en la relación cotidiana entre los agentes educativos también se participa en la formación de los demás. Ejemplo: en las consultas vía telefónica o por Internet entre las unidades coordinadoras de Educación Inicial y las subdirecciones regionales de enlace, en el intercambio de materiales y productos entre módulo y zonas, en las actividades de actualización permanente que los estados diseñen para mantener a su cadena operativa al tanto de los cambios y lineamientos del programa, en la convivencia cotidiana entre los agentes educativos durante el trabajo en campo o en los eventos de formación. El siguiente esquema representa la relación entre los espacios y las acciones de formación dentro del programa:


 

Este artículo está licenciado bajo Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License

Dirección postal BOULEVARD CULTURAS VERACRUZANAS S/N, COL. RESERVA TERRITORIAL C. P. 91097 XALAPA, VER MÉXICO Teléfono (01 228) 8-19-20-11 EXT. 103